Make your own free website on Tripod.com

Reflexión y Meditaciones

 

Reflexiona: "Río Congelado"

Un viajero muy cansado llegó a la orilla de un río y se percató que no había un puente por el cual se pudiera cruzar. Era invierno y la superficie del río se hallaba congelada. Oscurecía y deseaba llegar pronto al pueblo que se encontraba a poca distancia del río, mientras hubiera suficiente luz para distinguir el camino. Llegó a preguntarse si el hielo sería lo suficientemente fuerte para soportar su peso. Como viajaba solo y no había nadie más en los alrededores, una fractura y caída en el río congelado significaría la muerte; pero pasar la noche en el hostil paraje representaba también el peligro de morir por hipotermia. Por fin, después de muchos titubeos y miedos, se arrodilló y comenzó, muy cauteloso, a arrastrarse por encima del hielo. Pensaba que, al distribuir el peso de su cuerpo sobre una mayor superficie, sería menos probable que el hielo se quebrara bajo su peso. Después de haber recorrido la mitad del trayecto en esta forma lenta y dolorosa, de pronto escuchó el sonido de una canción detrás de sí. De la noche salió un carruaje tirado por cuatro caballos, lleno de carbón y conducido por un hombre que cantaba con alegría mientras iba en su despreocupado camino. Allí se encontraba nuestro temeroso viajero, arratrándose con manos y pies, mientras a su lado, como un viento invernal, pasaba el alegre y confiado conductor con su carruaje, caballos y pesada carga por el mismo río.

Esta historia nos ilustra cómo muchas personas pasan por las dificultades que les presenta la vida: Unos se quedan en la orilla de la indecisión, incapaces de decir qué camino tomar. Otros prefieren permancer allí, tratando de reunir suficiente valor para llegar al otro lado del problema en que se encuentran. Algunas personas se arrastran en la vida por temor a que las dificultades se les vuelvan adversas (se les rompa el hielo). Su fe no es bastante fuerte para sostenerlos de pie en medio de la adversidad. Existen los que van silbando por el camino. Saben en quién tienen puesta su confianza y su fe es inquebrantable. Mi querido amigo, cunado se te presenten por la vida, ríos de adversidades, no debes temer, ni arrastrate por la vida. Dios nos ha prometido ayuda y con ésta, podemos enfrentar la dificultad y llegar con seguridad al otro lado.

 

Cinco Minutos, meditaciones bíblicas

Tema: Espíritu Santo, Señor y dador de vida. ¡Ven Espíritu Santo! Ven a mi corazón y llena mi vida con tu amor. Transforma mi vida y hazme una criatura nueva que anuncie, viva y testifique la Buena Nueva de que Jesús está vivo entre nosotros. Ayúdame para cumplir la misión que que Jesús me encomendó cunado ascendió al cielo a la casa del Padre: llevar la Buena Nueva a todos los confines de la tierra. Fortaléceme y santifícame para llevar a cabo esta misión. Hermano, te invito a meditar estos pasajes de la Biblia y pídele al Espíritu Santo que venga a santificar tu vida.

Lunes Hechos 2, 12-21 Jesús es proclamado por primera vez
Martes Hechos 2, 22-41 Continuación del primer discurso de Pedro
Miércoles Hechos 2, 42-47 La primera comunidad
Jueves Hechos 3, 1-11 Pedro y Juan sanan a un hombre tullido
Viernes Hechos 3, 12-26 Pedro explica al pueblo la sanación del paralítico
Sábado Hechos 4, 1-22 Pedro y Juan son arrestados
Domingo Hechos 4, 23-31 La oración de la comunidad
"Recibirán la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre ustedes y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria y hasta los confines de la tierra." (Hechos 1.8) No puede haber ningún lugar donde el discípulo de Cristo no se sienta "testigo del Señor", con su voz y con su vida, con su palabra y su testimonio.